Entradas populares

jueves, 4 de septiembre de 2014

Echeverias



Qué agradecidas son las echeverias... y qué pocos cuidados necesitan. Así las tengo ahora.

viernes, 29 de agosto de 2014

Kalanchoe daigremontiana


Mi kalanchoe draigomentiana, y su rarezas. Observar como los hijos nacen de los bordes de las hojas, haciéndolas parecer dentadas. Con el crecimiento, los hijos irán cayendo y enraizando en el suelo o donde puedan agarrarse.
Resguardar en invierno. Sensible a las heladas.

martes, 15 de julio de 2014

jueves, 3 de julio de 2014

Jardinera con rueda de furgón



 Le planté tres petunias y fijaos lo cerrada que se ha puesto de flores. Junto a la piscina. Aproveché el espacio de la farola, y la metí dentro rodeándola, y así ha quedado en medio del césped.

domingo, 29 de junio de 2014

Siempre en mi corazón

Mirándote a los ojos,
intentaba recordar,
aquellos días felices,
en que solo te podía amar.
Fueron tantos los años,
de entregarte mi corazón,
que ahora que lo recuerdo,
todo acabó sin razón.
A mi vida tú llegaste,
y de mi vida un día te fuiste,
dejando mi alma herida,
y mueriéndome de amor.
De noche te recordaba,
con alguna otra canción,
que traía más momentos,
a mi maltrecho corazón.
Solo al pensar en silencio,
vuelvo a sentir ese amor,
que con esas dagas crueles,
mi corazón destrozó.
Nunca más de amor yo supe,
y nunca más me entregué,
con historias me entretuve,
y besos al atardecer,
de gente que yo no amaba,
ni me sabían querer.

Pilar. J.F.

lunes, 23 de junio de 2014

Noches de verano

Noches de verano,
y de luna llena...
busco recrearme,
en algo más que mi pena.
 Huelo tu perfume,
y te trae de regreso,
a mi lado en la cama,
cómo me estremezco…

Tu recuerdo latente,
me quema por dentro,
deseando tenerte,
en mi fuego eterno.
 Siento tus caricias,
aún en mi cuerpo,
tus labios me abrasan,
llagueándome entero.

Mi piel te recibe,
sedienta de ti,
abrázame fuerte,
y amárrame a ti.
hazme tuyo...
 y que no tenga fin,
no quiero perderte,
 y ser parte de ti,
es lo que más quiero,
y necesito vivir,
quédate cerca,
para disfrutar de ti.

Pilar J. F.

viernes, 13 de junio de 2014

EN MIS SUEÑOS

Una tarde calurosa,
a la sombra me senté,
del aquel antiguo roble,
donde un día me enamoré.
Casi sentía tus manos,
y hasta creí oir tu voz,
pero solo había silencio,
pues sólo lo sentía yo.
Decidí dar un paseo,
por el bosque del amor,
en busca de esos rincones,
que llenaban mi corazón.
A mi lado paseabas,
regalándome tu amor,
y mi mente se llenaba,
de aquella misma ilusión,
entonces me diste un beso,
Y al instante desperté,
de aquel mágico sueño,
en el que siempre te veré.

Pilar J.F.